Publicado el Deja un comentario

Acomodando al bebé en su carrito

Hoy en nuestro blog de Tus Pequerrechos vamos a hablaros de cómo ir acostumbrando la postura de vuestr@ bebé a los diferentes elementos que conforman un set duo o trío de cochecitos de paseo.

Cuando compramos un carrito o cochecito en el que van incorporadas varias piezas, como puede ser el capazoel portabebé y silla de paseo  técnicamente lo llamamos Set o Trío, aunque nosotros lo identificamos mejor llamándolo  “cochecitos de bebé”. En algunos modelos, suele venir acompañado de otra serie de complementos, también muy prácticos como un bolso, un portabebidas…
Y ahora vamos a desgranar un poco cada una de las piezas que pueden componer un set de cochecito compuesto por las 3 piezas:

En primer lugar, el capazo, conocido tradicionalmente como cuco, es un accesorio muy práctico que como  bien sabéis, se puede adaptar tanto a la silla de paseo, cómo al automóvil. Está pensado para que el pequeño esté tumbado, su uso puede extenderse hasta los 3 primeros meses de vida aproximadamente. Si queréis saber los beneficios de este accesorio, seguid leyendo?.

Los beneficios asociados al uso del capazo son los siguientes:

  • El bebé permanece en una postura totalmente horizontal, algo muy saludable durante este período.
  • Asociado a lo anterior, esa postura estirada garantiza y permite que el bebé respire mucho mejor, evitando riesgos innecesarios.
  • La calidad del sueño del bebé es mucho mejor, y su espalda descansa en una postura totalmente correcta y segura.

Años atrás, se sostenía la teoría de que el capazo no era muy seguro como medio de transporte en un vehículo. Hoy en día, podemos confirmar que  todo ha evolucionado y se ha convertido en un fundamento obsoleto.  Actualmente muchos de los fabricantes más importantes en este sector, cuentan con diseños de capazos para carritos y/o cochecitos de bebé de última generación, y por lo tanto, de última tecnología, que nos aseguran con toda confianza que el bebé va totalmente protegido y seguro durante el transporte en un vehículo.

Para que el capazo cumpla con todos los requisitos necesarios de seguridad, importante que esté homologado y con ello queremos decir que lleve una serie de protecciones que el resto de capazos no llevan. No os preocupéis si adquirís uno en Tus Pequerrechos, tened la tranquilidad de que nuestros artículos cumplen con la homologabilidad pertinente.

Pasamos ya en segundo lugar al portabebé. Es una fase en la que el bebé ya va ligeramente incorporado. Tiene un diseño curvado, manejable y es ligero de transportar. Incluye un sistema muy fácil y rápido de colocación, tanto en la silla del cochecito, como en el del vehículo.

Esta pieza del cochecito reúne las características más importantes del estilo de vida actual: seguridad, diseño y practicidad, si a ello unimos su calidad, comodidad y económico, hacen de este accesorio, algo imprescindible en el día a día de los papás.

Se recomienda que el bebé no pase más de una hora y media o dos horas seguidas en el cochecito con el portabebé, hasta que vaya cogiendo un poquito más de fuerza en la cabecita, para que no vayan tanto tiempo con la barbilla flexionada hacia adelante.

En esta fase, el bebé irá dominando poco a poco el peso de su cabecita, intentando poco a poco estar más incorporado y al llegar aproximadamente a la edad de seis meses, el bebé ya sostendrá correctamente su cabecita y por tanto podréis dar el paso (siempre previa confirmación del pediatra) de pasar a la silla de paseo.

Y ahora que vuestro niño ya está preparado para ir en la silla de paseo, nos viene a la mente el siguiente dilema: si colocar al pequeño en el sentido de la marcha o de espaldas a ésta, es decir, mirando a los papás.

El primer estudio científico fue realizado por investigadores escoceses y revelaba que los niños que no iban de cara a la persona que impulsa el carrito eran menos propensos a hablar, reír e interactuar con sus padres, comparado con los bebés que sí eran transportados de frente.

Los padres que utilizaban el carrito en la posición “cara a cara” eran más propensos a hablar con sus hijos y los niños se dormían con mayor facilidad, lo cual indicaría que los bebés que van mirando a sus padres se sienten más seguros y relajados para conciliar el sueño.

También es cierto que a los bebés les encanta ir mirándolo todo recibiendo los estímulos del mundo que ve a su alrededor; por su puesto, como cada niño responde de una manera diferente a su entorno, dejamos esta decisión al instinto materno y paterno, pero no está de más que tengáis en cuenta este tipo de cosas.

En Tus Pequerrechos, podréis encontrar estos carritos trío de la marca Space .



Ver carritos Space

Si queréis echar un vistazo al resto de carritos disponibles en Tus Pequerrechos, haced click aquí.

Hasta aquí nuestro post de de hoy, y si queréis seguir al tanto de las últimas novedades en materia de peques, podéis seguirnos también en nuestras redes sociales de Facebook e Instagram.

Nos vemos en el siguiente post??.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *